23 feb. 2012

Debate de Dioses

Aquí os dejo el principio de mi historia. Se aceptan críticas buenas y tomates. Espero que os guste :)

¿Y si los dioses no fuesen los seres invencibles que pensamos que son?
¿Y si son muchos, muchísimos más que los humanos?
¿Y si para ellos no somos más que molestas hormigas con las que hacer experimentos?
¿Y si también tienen errores?
¿Y si no fuesen inmortales?
¿Y si también tuviesen sus idas y venidas?
¿Y si también fuesen rencorosos, envidiosos, crueles, testarudos?
¿Si fuesen más humanos?
¿Si hubiese odio?
¿Si también tuviesen juventud?
Pero sobretodo....
¿Que pasaría si los dioses amasen?

DEBATE DE DIOSES:

Las condiciones son demasiado duras para permitirnos uno bueno. Será de los peores.
-Da igual, solo quiero proporcionarle un rato de diversión a mi hija, no hay necesidad de que sea perfecto
-No llegará ni a los 10000 años de vida ni en las mejores circunstancias
-Bastará para crearle otro mejor.
El hombre resopló. Su rostro se ocultaba tras una barba de semanas bien cuidada. A su alrededor, una fina capa de color verdosa cubría su cuerpo. El físico del hombre era de proporciones tan perfectas que a su lado los canones griegos parecían simples esculturillas echas de barro por unas manos infantiles. No tenía una sola arruga en el rostro y no mostraba signos de vejez.  En las manos sostenía unos papeles que contenían datos inconexos y estrambóticos, que consultaba con avidez. Una mesa separaba a este de una mujer de pelo cobrizo que replicaba incansable. El hombre era bello, pero la mujer era la perfección en persona. No tenía ni un solo cabello despeinado o electrificado por el aire. La piel la tenía limpia de manchas de cualquier tipo. Los ojos le centelleaban de un modo alegre y atractivo. Su alrededor brillaba con un brillo dorado. Era su aspecto de tal perfeccion, que daba la sensacion de que era un ser irreal .El hombre sabía que aquella mujer no se rendiría, y que el tenía la obligación de satisfacer el deseo de la fémina. Sobretodo por ser mujer; "gracias a esta sociedad hembrista" pensó sarcásticamente el hombre.
-¿Y en el plazo de cuantos días quiere que sea creado?
-7. Pero quiero que lo cree ella.
-¿¿Ella?? Pero... ¡Así será una auténtica catástrofe! Además, siete días es un plazo muy corto de tiempo.
-No importa - añadió haciendo un gesto con la mano quitándole importancia al asunto - es solo un rato de diversión.
El hombre fruncio el ceño y levantó la vista, clavandola en el rostro de la mujer. Aquello violaba todos sus principios, y ponía en peligro su honor y su preciado puesto de trabajo.
Se levantó del asiento y empezó a dar vueltas por el despacho. Con los brazos cruzados, pensativo.
-Mhh.... Lo que me pide es muy complicado. Tenga en cuenta que un planeta entero no es cosa de tomarselo a la ligera, y no podemos condenar a toda una población a la infelicidad constante. Además, su aspecto será grotesco, y ¡su lenguaje una auténtica soez! Lo mejor que harán en toda su vida será morirse, porque sino les esperará una vida demasiado cruda! El odio governará por encima de todo y habrá celos y peleas constantemente. No. Me niego rotundamente a hacerlo. Somos dioses, creamos cosas bellas. Eso esta en contra de nuestros principios.
La mujer se levantó dejando ver que su estatura es considerable. Se metió la mano en el interior de la chaqueta.
-No me haga utilizar métodos drásticos

CONTINUARÁ...




No hay comentarios:

Publicar un comentario