29 jun. 2013

Summer

 


Y acompañado con calor, risas y sudor, llega el verano.
Sediento de días en la playa.
De baños a la luz de la luna.
De la brisa marina.
Acompañado por los primeros helados.
Las ganas de salir.
La música que sale de las casas.
El bronceado (o el color cangrejo) de la piel.
Acompañado de los infinitos planes, para los cuales el verano no será suficientemente largo.
De las ganas de tener un ventilador.
De recuperar amores oxidados.
Con la necesidad de notar el agua fría del mar.
O de la piscina.
O de la bañera.
Época para ser jóvenes, entregados, y felices.
Ganas de volverse loco.
De olvidar un poco, y recordar el resto.
De gritar y saltar.
De atreverse a todo.
Y acompañados con recuerdos, momentos felices y sal en el pelo, dormirse.
Siempre bien acompañado.


No hay comentarios:

Publicar un comentario